Esto no es como me lo contaron

O de cómo ser la madre que nunca pensaste que serías

Pequeños machismos de andar por casa

43 comentarios

Ayer mi amiga Carol hacía una reflexión en su muro de Facebook que comenzaba así

No me considero feminista (no me gustan los “ismos”), pero me gustan las mujeres valientes que plantan cara a los gallitos de corral, esos que creen tener suficiente con su sobrestimada virilidad para hacerle callar, para gritarle, menospreciarle e invalidarla como profesional, aún sabiendo que en profesionalidad les gana por goleada (o precisamente por eso)…

Le di al “me gusta” porque sus palabras rezuman una verdad y una claridad meridianas y mi querida Trimadre a los 30 hizo un apunte magistral, como siempre, acerca de la importancia de llegar al activismo también en este aspecto en la sociedad actual. Pero, ¿qué ocurre cuando no se trata de gallitos de corral? ¿cuándo hablamos de pensamientos que están a la orden del día, que corren de boca en boca sin que nadie repare en lo perjudicial de los mismos? Os expongo un par de ejemplos.

También ayer, salí a tomar café con varios compañeros de trabajo por el cumpleaños de una amiga. La conversación versaba acerca del estilo de una una reputada e incisiva periodista. Algunos de los presentes (éramos 6 en total) manifestaron que no les gustaba porque era demasiado agresiva con los entrevistados y que no iba con ellos esa forma de hacer periodismo pero uno de ellos hizo las siguientes afirmaciones: “A ver por qué está ahí esa, si no es por estar casada con quién está, si el marido está gordo y todo, está con él por el puesto” “Si no fuera la mujer de quién es ya la habrían puesto de patitas en la calle”. Primero pensé callarme para no amargar a mi amiga su celebración pero después me di cuenta de que era una de esas situaciones en las que hay que posicionarse o te posicionan solas. “Ese pensamiento es profundamente machista” dije. Mi compañero cabeceó para responderme “Yo no soy un tío machista, pero eso es así”. “Si fuera al revés no lo dirías así” repliqué “Tú no serás machista, pero el pensamiento lo es”.

Esta mañana, hablando con otra amiga, me decía que en su trabajo su jefe les ha dicho que “hay demasiadas mujeres” y que “además, todas os quedáis embarazadas”. Como si él hubiera nacido por generación espontánea. Así que se ha dedicado a mover a las trabajadoras de puesto, puestos en los que ellas están arraigadas porque los desempeñan desde hace tiempo (es un trabajo en el que es posible la movilidad) en beneficio de los varones que aún no han demostrado científicamente que puedan parir aunque creo que sí pueden ser padres. ¿O es que las mujeres tenemos la capacidad de fecundarnos solas?

¿Conocéis aquella sentencia popular que dice que una mentira se hace verdad a fuerza de repetirla? Pues no sé si este es exactamente el caso pero lo cierto es que estos pequeños machismos de andar por casa se van repitiendo una y otra vez de tal manera que los normalizamos y no nos damos cuenta de la sutil manipulación que suponen. Y, para mí, ahí está el drama. ¿Cuántas expresiones populares hay que exaltan lo masculino en detrimento de lo femenino? ¿Qué significa que un vino es bueno de cojones o que una obra de teatro fue un verdadero coñazo? Así, poco a poco, con el correr de los meses, años, décadas la hegemonía de la masculinidad se va filtrando por los pequeños cerebros de nuestros hijos hasta dejar en ellos ese poso de machismo, ese por el que ya no nos alarmamos pero que pone a las mujeres a los pies de los hombres para conseguir objetivos profesionales o que las defenestra porque quieran traer hijos (de dos) a este mundo. Así nos va. 

Anuncios

Autor: Let

Me llamo Leticia, Let para los amigos, y siempre he querido escribir. Tengo montones de libretas con bosquejos de historias que se han quedado congelados. Tengo una novela en camino que algún día llegará.

43 pensamientos en “Pequeños machismos de andar por casa

  1. Amén a todo.
    Los mensajes sutiles les llegan a los niños como escritos con luces de neón. Como la polémica estos días con el niño de masterchef y la chica que recopila en un post hasta 20 (20!) anucios de friegaplatos en los que en todos friega una mujer.
    Pasillos rosas/azules en las jugueterias. Ese tío/cuñado/abuela/vecina que le dice a tu hijo “no juegues con la cocinita que eso es de niñas/mariquitas” (como si nunca en su vida fueran a prepararse ni un triste bocadillo.
    Y suma y sigue. Y la loca eres tú cuando comentas estos machismos de andar por casa, que “no son para tanto muchacha”.

    Me extendiendo muchísimo, pero es que en estos días la hija de unos conocidos (4 añitos) estaba pasándolo mal en el cole porque un niño le pega cada día. Y a la impresentable de su maestra no se le ocurre otra cosa que decirle “que le pega porque la quiere”. Que pare el mundo que yo me bajo.

    • ¿Qué le “pega porque le quiere”? Ay! Que se pare que yo me bajo contigo. OMG!

    • Pues me vas a perdonar, pero tus amigos deberían hablar con la directora del colegio o con el consejo escolar, porque eso no sólo es machista, es decirle a yna niña que si su novio/marido le pega es por amor. Esa profesora no se merece tal nombre

    • Muy de acuerdo en la primera parte de tu comentario. Con respecto a la segunda me parece tan sumamente grave que me angustia solo el volverla a leer. Es para denunciar a esa maestra, llevarla a inspección, ante la comisión que corresponda, apartarla del ejercicio. Nadie que me quiere me pegará. Nadie. Jamás. Porque cuando quiero a alguien quiero hacerle feliz no que sufra. Espero que puedan solucionarlo y que todo quede en un mal recuerdo. Muchísimas gracias por tu visita. un abrazo.

  2. Pues que razón tienes. En mi trabajo cuando ye quedas embarazada te echan o no te renuevan. Salen con la tontería de que cuando pasen los 4 meses te vuelven a coger pero es mentira. Mi jefe solo hace indefinidos a los hombres. A las mujeres nos tiene con contratos temporales de 6+3 y te cambian de sociedad para no tener que hacerte fija. Su argumento es que las mujeres nos quedamos embarazadas y faltamos mucho por culpa de los niños o peor…pedimos jornada reducida.. ahi es nada!!!!

    • Ay, si yo te contara. Lo de los trabajos es denigrante a más no poder. ¿Pero es que los jefes no tienen madres? ¿Les gustaría que sus madres hubieran sido tratadas así? Hay una reflexión que me gusta mucho lanzar al aire cada vez que puedo: dejamos a nuestros bebés en manos de desconocidos (guarderías o escuelas infantiles o cuidadores) fiándonos de informes, placas en la puerta o diplomas de estudios pero, en realidad, no sabemos cómo piensan, si son empáticos, homófobos o fanáticos religiosos de cualquier signo. Tenemos que confiar. En la mayor parte de los casos no ocurre nada, por suerte. Pero cuando llega la maldita adolescencia hay cosas que algunos padres no comprenden… quizá porque estaban fuera de su entendimiento cuando se instalaron en las mentes de sus hijos. Muchas gracias por pasarte preciosa. Un abrazote.

  3. Qué pena! Qué triste!
    Yo tenía la esperanza de que con los peques esto cambiase pero el otro día en Masterchef hubo un niño que hizo un comentario que ya te hace perder toda esperanza… en fin…
    Ojalá esto cambiara porque es de las injusticias que más coraje me dan!

    • Ese peque del que hablas transmitió lo que ha heredado, a quien hay que reprender es a sus padres. Quizá él cuando crezca revise todos esos comportamientos aprendidos, como hemos hecho tantos, y se dé cuenta de que tiene algunas ideas equivocadas. Nosotras sigamos haciendo nuestra parte con nuestros enanos, que, cuando lo vemos tan claro, puede que tan mal no lo estemos haciendo. Un beesote y gracias por pasarte.

  4. Has hecho bien Let en decir lo que piensas, pero tienes razón en eso de que a veces es más difícil abrir la boca cuando se trata de opiniones de gente que conocemos o apreciamos. El activismo es cosa de todos los días, aunque no se le llame activismo, no solo de hacer pancartas y protestar. Es necesario hablar de estos temas. Un abrazo venezolano desde Budapest.

    • Me ha gustado mucho tu punto de vista: el activismo está en cada pequeño detalle, en cada madre que pone a sus dos hijos a poner la mesa sin importar que uno sea varón y la otra hembra, en cada padre que les deja volver a la misma hora. Y en mis mismos ejemplos hay estereotipos: madre ocupándose de la casa, padre que impone las reglas pero es que, en mi adolescencia, así lo vivía cada vez que iba a comer a casa de unos amigos. Más cosas que hay que modificar. No puede ser tan difícil en cada una de nuestras casas, ¿no crees? y puede que acabemos siendo una marea, ¿quién sabe? Muchas gracias por pasarte, bella. Un abrazote.

      • Pues así, tal cual. Hoy por ejemplo he decidido que cuando vaya en el transporte público me voy a sentar con las piernas separadas. Qué te parece? Estoy cansada de que me aplasten los hombres con su derecho tácito a abrirse de piernas. He dicho 😜y voy en el metro, si vieras las caras… Ja! Un beso

      • Ja, ja, ja, por favor, cuéntanos cómo son esas caras… me gustaría un álbum fotográfico con ellas xD

  5. Yo te digo lo mismo que lidia y mas en un taller de coches,pero yo me enfrentó cada día y les digo lo que pienso,si sirve para algo mejor.un besazo y me encanta tu post

  6. Bella, ¡totalmente de acuerdo contigo! “la hegemonía de la masculinidad se va filtrando por los pequeños cerebros de nuestros hijos” y eso es tan difícil de erradicar. Si comparamos la situación de la mujer a día de hoy con su situación hace años, seguro que ha mejorado notablemente (en casi todos los países…) Pero aún queda tanto por hacer, tanto por enseñar y tanto por educar que… en fin. No sé si yo lo veré.

    • Pero el hecho de que no vayamos a verlo no significa que dejemos de perseverar en la consecución del objetivo. Quizá lo vean Maramoto y Ojazos, quizá lo vean sus hijos, pero lo importante es que sigamos moviéndonos. No soy ni más ni menos que nadie por ser mujer, heterosexual, occidental, atea… soy PERSONA. Eso es lo más importante. Personas. ¿Cuándo permitimos que se nos olvidara eso? Un besote linda y gracias por pasarte siempre.

  7. Me ha encantado. Verdades como puños y muy bien expresadas. Los niños (y las niñas) sólo asimilan lo que aprenden de los adultos que les rodean, principalmente sus padres. Y sus padres tienen comportamientos machistas.

    • Ese es el punto: los adultos transmitimos todas y cada una de nuestras “mochilas” a nuestros hijos y esto no es justo para ellos que son un libro en blanco listo para estrenar. Muchas gracias por pasarte Bichi.

  8. ¡Tanto y tanto por cambiar aún! Muy buena reflexión Let.
    Estoy segura de que con gestos como el tuyo y poco a poco conseguiremos cambiarlo. ¡Un besote!

    • Todos un poquito más concienciados y en varias ¿décadas? habremos conseguido cambiarlo. Lo cierto es que si no empezamos nunca llegaremos, así que a corregir comportamientos viciados. Un besote y gracias por pasarte.

  9. BRAVA COMO SIEMPRE!! No hace falta que lo diga, estoy de acuerdo en todo!!
    Un abrazo

  10. Te refrendo punto por punto. Y cierto, no es necesario rasgarse la camisa y enseñar una teta en pro del feminismo, pero dejar claro cuándo una actitud, comentario o pensamiento te lo parece es lo mínimo, porque quizás no se ha realizado con esa intención, pero desde luego dejarás lugar a la reflexión y quizás en otra no se vea capaz de volver a esgrimir semejante comentario.

  11. Ay… no somos conscientes de hasta qué punto tenemos (y me incluto eh?) pensamientos y comportamientos que acrecentan las diferencias de género. Se nos llena la boca exigiendo igualdad, pero luego hacemos/decimos cada cosa… este es uno de los puntos fuertes de mis talleres de sexualidad infantil. No nos damos cuenta, pero estamos dando unos mensajes a los niños (desde bebés) que les dejan claro que a los hombres les pertencen unos roles y a las mujeres otros. Lo peor es que crecerán con estas ideas y el día de mañana harán lo mismo con sus hijos. Es muy complicado percatarse de todas estas situaciones que tan normalizadas tenemos en nuestra sociedad!

    • Mira, cada vez que voy a Imaginarium me pongo mala: ¿qué es eso de aspiradores, carros de la compra y lavadoras rosas? Hasta lo tuiteé una vez. Que ya sé que los colores no tienen género pero las asociaciones están ahí. Consciencia, consciencia y consciencia en cada cosa que hacemos, permitimos ver o hablamos delante de nuestros hijos. ¿Qué es difícil? nadie dijo que ser padre no lo fuera. Dicho todo lo cual ¿talleres de sexualidad infantil? ¿Dónde me entero de más de eso? Un abrazo y gracias por pasarte.

  12. Es que está tan dentro que ni nos alarmamos, es terrible.
    Fíjate que mi peque viene ahora del cole con algo que no entiendo de dónde sale… “Esto es de niñas (muñeca, por ejemplo), esto es de niños (coche, por ejemplo)”. Te juro que en casa no lo ha oído jamás, y de sus profesoras puedo asegurar que tampoco. ¿De dónde le viene esa distinción? ¿La ha aprendido de sus compañeros (de 3 y 4 años)? Me temo que sí. Me espeluzna

    • Insiste Carol, repíteselo: esto es de niños en general, todos podemos jugar con todo. Tu chica es lista y sé lo que quedará en esa linda cabecita suya. Pero… ¿y los demás? ¿qué pasa con esos que han trasladado eses pensamiento a tu peque? Recuerdo esta entrada de Cata en la que, una vez más y como siempre, demostraba tener más razón que un sabio: yo respecto sus decisiones con respecto a crianza y educación pero lo cierto es que me afectan porque lo que usted le transmite a su hijo acaba llegando al mío. Esa es la parte más difícil de cambiar. La concienciación de toda la sociedad requiere de un esfuerzo de consciencia que no mucha gente está dispuesta a hacer. Ojalá juntando nuestras voces lleguemos a conseguir una crianza y educación consciente en la total igualdad. Un besote enorme y muchas gracias por pasar por aquí.

  13. Me ha gustado mucho. A por las pequeñas cosas!!!

  14. ¡Cagüen! Hoy tu post está lleno de sandeces, empezando por el principio: “No me considero feminista…” y terminando por “no soy machista, pero soy así”.
    Pásale a tu amiga la estupenda “encuesta” de la fantástica feminista Caitilin Mora:

    “Así que aquí tienes el modo más rápido de averiguar si eres feminista. Ponte manos a la obra.

    a) ¿Tienes vagina?

    b) ¿Quieres responsabilizarte de ella?

    Si en ambos casos has contestado “sí”, entonces ¡enhorabuena! Eres feminista”.

    Y a tus compis de café, Ana Pastor es probablemente la mejor periodista que hay en España y es una pena que no estemos acostumbrados al buen periodismo en este insano país. Y es que incluso hay gente que quizá considera a Belén Esteban periodista o algo semejante, ya que para muchos es su tertuliana de cabecera…

    No digo más, que me estoy enervando mucho, mucho. Este tema me toca doblemente….

    • Gessamí. como te he comentado Trimadre ya le explicó a mi amiga por qué es necesario el feminismo pero ella es libre de considerarse feminista o no por más que yo opine, como tú, que todas deberíamos serlo. Sé que no es machista y sé porqué dice que no es feminista pero, claro, eso lo sé yo porque es mi amiga.
      Por otro lado, a mí me encanta Ana Pastor. Creo que este tipo de entrevistas debe ser incisivo e incómodo para el entrevistado porque si no serían un mítin. Entre otras cosas por eso no ejerzo la profesión para la que me formé, el periodismo, porque veía muy difícil poder hacer lo que ella hace. Quizá tendría que haberlo intentado más.
      Espero esa revisión.

  15. Me gusta tú articulo. Miera el último que he escrito yo. ¿Te gusta? Comenta y compartelo https://historiasconhachedeherce.wordpress.com/2015/01/29/mujeres-para-que/

  16. ¡Hola de nuevo! He vuelto a leer el post. Voy a intentar expresarme mejor, acallando a la pequeña Belén Esteban que ha aflorado en mí antes… Sorry! Creo que el problema es mi cerebro, que se queda encallado en los siguientes puntos:

    – tu amiga dice que no es feminista, pero por lo que expresa no me caben dudas de que es feminista
    – tu compañero dice que no es machista, pero intuyo que por lo que expresa probablemente sea machista

    Creo que hiciste muy bien en replicar a tu compañero y hacerle dudar, y quizá reflexionar, por unos segundos sobre su visión hacia Ana Pastor. Todavía hoy parece que debamos asumir con una sonrisa en los labios los machismos cotidianos.

    A tu amiga no le gustan los ismos, como a millones de personas. Pero ella es una “feminista involuntaria”, como expresó Emma Watson en su recienten discurso en la ONU. Ella, una joven actriz rica y famosa, apostaba por recuperar el uso de la palabra feminismo y nos urgía a todos a trabajar por la igualdad. Y si no nos gusta esa denostada palabra, nos recordó que da igual, que la labor de las personas feministas involuntarias es muy importante. ¿Por qué lo había olvidado?
    No sé porqué había olvidado ese bonito concepto de los feministas involuntarios. Tu amiga es uno de ellos y, gracias a ella y muchas otras personas como ella (y como tú), el mundo es mejor.
    Un abrazo!

    • Estoy de acuerdo con tus dos apreciaciones. Cuando uno hace un comentario inequívocamente machista y es incapaz de verlo es porque es un machista encubierto. Y cuando otra quiere gritar y rebelarse contra las injusticias en lo que a materia de igualdad se refiere está claro que es feminista.
      Pasar al activismo es sumamente importante y creo que debemos hacerlo en todos los ámbitos de nuestra vida. Ayer vi en algún sitio de internet la siguiente frase: “Cuando un hombre te trata como una princesa es que fue criado como una reina”. No es que esté muy de acuerdo con el contexto de la frase (perpetuación de estereotipos de mujeres en búsqueda de príncipes azules) pero lo cierto es que los padres tenemos la obligación de ayudar a nuestros hijos en el camino de la vida y guiarles hacia un mundo sin desigualdades es una forma fundamental de hacerlo.
      Gracias por esa segunda lectura y por pasarte por aquí. Un abrazo.

  17. Chapó!
    Poco más puedo decir… Y lo siguiente es actuar. Porque como ha dicho matronaonline a veces nosotros mismos somos culpables. Culpables de repetir lo que hemos oido 100 veces y tenemos en nuestro interior bien aprendido. Quizá cuesta, pero debemos intentarlo para que poco a poco vayan cambiando las cosas. Pasito a pasito, por un mundo mejor y más justo para nuestros hijos!
    Yo la primera, mea culpa, levanto la mano! 😉

    • Mi querida Vir, todo en esta vida requiere de un esfuerzo de consciencia. Llevamos en el ADN impresas frases de madre y comportamientos obsoletos porque los vivimos desde nuestra más tierna infancia pero, con ese ejercicio de consciencia al que hacía referencia, estoy segura de que conseguiremos no perpetuarlos más. No hablo sólo de machismos, me refiero también al “te voy a dar para que llores por algo” o “llora que de menos meas”. ¿Traemos al mundo a los hijos para dejarlos desvalidos? Lo voy a dejar aquí porque me estoy yendo del tema. Un besote y mil gracias por pasar.

  18. Cuanta razón llevas, el problema viene cuando la familia política es machista, tu marido en muy poco grado, pero lo ha mamado desde chico, así que cuando tu hijo está con ellos como actúas, te rebelas ante cualquier comentario (que es lo que suelo hacer, aunque de una forma bastante suave) o callas. Tengo un hijo que va a cumplir 2 años y no quiero que piense que es malo ser “mariquita” o que jugar a las “cocinitas” es malo o de niñas, o expresiones tan machistas como “chocho” “machote”, aunque sean el día a día de esa casa. Así que cada voy corrigiendo cada expresión machista que escucho, sé que ellos las seguirán diciendo porque en realidad piensan así, pero no quiero que mi hijo vea que eso es lo correcto. Ánimo a todas para luchar contra todo esto.

    • Araceli, lo primero, muchas gracias por tu comentario. Veo reflejado en él a mucha gente que conozco, gente que tiene que lidiar con familias (tanto propias como políticas) con ideas machistas en mayor o menor grado. Pelea, pero con una sonrisa en la cara. No te enfrentes a tu marido, cuéntale tu punto de vista con sutileza, se convence mucho más así que con la confrontación. Te lo digo por experiencia. Mi marido no entiende lo del apego en genérico pero cuando le explico por qué no debemos decirle tal cosa a nuestro hijo pero sí tal otra lo va comprendiendo. Muy poco a poco, pero lo hace. Un abrazo.

  19. Ay el machismo… empezando por el trabajo…
    Acabo de leerte y me saltan chispas, además acabo de publicar sobre la conciliación laboral (que si existe realmente, que alguien venga y me lo cuente) y eso de los cambios de puestos y que las mujeres NOS QUEDAMOS EMBARAZADAS es que me llega al alma! Qué se creerán estos machomen, que si no fuera por nosotras, ya nos habríamos extinguido. Ay de ellos si tuviesen que pasar por las cosas de mujer, como parir, por ejemplo… sin comentarios.
    Seguiremos en contacto!

  20. Pingback: Micromachismos intolerables | Mujeres y Madres Magazine

¿Te ha gustado o removido por dentro? ¿Tienes algo que decir? Este es tu sitio, no te cortes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s