Esto no es como me lo contaron

O de cómo ser la madre que nunca pensaste que serías

Emoción (Otra crónica más del 24M)

24 comentarios

Sabía que iba a ser un día de emoción. Lo sabía desde que, un par de meses atrás, salieron las entradas a la venta. Mi Contigo al fin del mundo particular Natalia me escribió y me vino a decir “Ey, compra esa entrada ya” y yo, como hago siempre, empecé a ponerme todas las excusas del mundo: que si el niño, que si el marido, que si la teta… Hasta que leí “Hotel Emperador” y me dije “Ahí se casaron Alaska y Mario, ahí tengo que ir yo”. Mi lado friki había hecho su aparición estelar y no tuve más remedio que comprar la entrada.

Según se acercaba el día e iba leyendo tuits me iba poniendo más y más nerviosa: outfits, manicuras, tratamientos… ¡y yo con estos pelos… qué desde que soy madre no me da tiempo a nada!… “Va a haber nivelón” me decía yo “No voy a pegar nada”, me recriminaba. Cuánto me equivocaba. En realidad, por mucha banalidad que queramos ponerle al asunto, nada de eso era importante (aunque en algún momento lo pareciera, que al fin y al cabo se trataba de una fiesta y nadie va a una fiesta con un pantalón raído) y me di cuenta un poco más tarde.

Poco, sólo un poco más tarde, en cuanto que un chat de whatsapp empezó a hablar de que gente de fuera también venía a la fiesta. Ya no íbamos sólo Natalia y yo. Trimadre a los 30 también venía y, de su mano, varias de las mujeres a las que había leído (mucho) en los últimos días: las AZeteras. Emoción infinita sólo de pensarlo. Mujeres cuyos sentimientos y preocupaciones conocía bien a pesar de no haberlas visto nunca, a pesar de que, con alguna, ni siquiera había cruzado un tuit en la vida. Ya no sólo era la fiesta de Malasmadres también era la fiesta del AZ. Y eso, para mí, es mucho (aunque llegué de las últimas).

El 24M empezó temprano rodando una maleta con un bebé debajo del brazo rumbo a la presentación de los libros de Pilar de Todomundopeques y Laura de Pekefriendly con Natalia y sus princesas. La emoción que no iba a volver a controlarse en todo el día se desbordó esa misma mañana. Nada más abrir la puerta me encontré con la sabia mirada de Trimadre a los 30 que me decía sin palabras “Te reconozco” y que me abrazó como amigas pasadas que hace mucho que no se ven aunque hablen a diario. No sabes lo importante que es poner piel hasta que la pones. Con ella María José , Almudena y Noelia. Despedirse hasta la noche fue algo mágico, como la misma noche fue.

 

Mis vistas desde El Emperador

Mis vistas desde El Emperador

El Emperador fue testigo mudo de una noche inolvidable. Poner piel en la puerta a Nuria fue sólo el principio. Es imposible relatar todos los buenos momentos que viví. Anecdótico conocer a Papá Lobo en la cola de la acreditación mediante un tuit (no os descubriré por qué le conocí, shhh, es su secreto). Increíble que las increíbles Paula (alias la Musa, aunque para mí siempre será Bragazas) y Ana (para mí La Otra Trimadre) me llamaran por mi nombre en esa misma cola. Pasada de risas y buen rollo los que compartí con Merak Luna, Diana y Noni. Descubrimientos inesperados Luci  y Ruth de Rioja (cómo me gustó charlar con vosotras). Risas aseguradas con Alejandra. Que alguien a quien admiras conozca tu nombre es una pasada, así que cuando la artistaza de Su gritó “Letiii” según me vio, aluciné. También pude compartir un ratito con Lydia y Ángela , emocionantísimo hablar con quien siempre tienen un minuto para comentarme o darle un “me gusta” a mis post, y con Nuria y Mónica la Desmadrosa para descubrir que sus cabellos no son como nos los venden. Tiempo me faltó con Bego que tanto en común tiene conmigo, y con Olgaaunque estoy segura de que encontraremos otra ocasión.

¿Puede parecerse más a su avatar?

¿Puede parecerse más a su avatar?

Endorfinada y servidora

Endorfinada y servidora

 

Ni un GT habíamos probado aún

Ni un GT habíamos probado aún

Más allá del éxito de la fiesta, con 250 entradas vendidas en tiempo record,  más allá de los patrocinadores (y del tatutador, ya sabéis), más allá de la coreo del “A quién le importa” que Alaska no se dignó a venir a ver, más allá de todo eso, el 24M significó para mí la ilusión de descubrirnos quitando las pantallas que normalmente tenemos por medio. Me encontré con madres que piensan como yo, pero también con otras que no, olvidándonos de esas guerras que nos inventan (y a las que a veces entramos) en las RRSS. Encontramos la excusa para juntarnos y disfrutar de una noche sin niños y sin marido (las que lo tenemos) sin recriminarnos por ello, pero volviendo como locas a abrazarlos a la mañana siguiente (en mi caso la mañana fueron las 3.30 h de la madrugada, olé mi Ojazos que se despertó según abrí la puerta). ¿Hay algo mejor que una noche de fiesta con amigas? Pues nosotras lo hicimos a lo grande.

Muchas de ellas forman ya parte de mi día a día, nuestra distancia minimizada en grupo de whatsapp, nuestra energía reconvertida a golpe de tecla. Ojalá las tuviera más cerca porque son gente que merece mucho la pena y que siempre, siempre, suma. Aprendo cada día de todas ellas y me sacan una sonrisa cada mañana con sus locuras (y sus impagables notas de voz). La emoción traspasó el 24M, tanto que llega hasta hoy. A veces es sano plantearse locuras. Que se lo digan a Laura cuando fundó el Club.

Cerrando la terraza

Cerrando la terraza

Anuncios

Autor: Let

Me llamo Leticia, Let para los amigos, y siempre he querido escribir. Tengo montones de libretas con bosquejos de historias que se han quedado congelados. Tengo una novela en camino que algún día llegará.

24 pensamientos en “Emoción (Otra crónica más del 24M)

  1. Un placer haberte conocido 😉

  2. Me ha emocionado y encantado guapa, un besazo

  3. LETIIIIII!! Al más puro estilo “Peeedroooo” Jajajajaja xDD
    Hija qué ilusión conocerte y reconocerte! Gracias a ese avatar, que todo sea dicho de paso, ayuda y mucho! ^^
    Menudo careto que gasto en la foto, jajajajajaja, enseñando el copazo pa’más inri, aaains, me desmelené 😛
    Me ha gustado mucho tu crónica, bellezón!
    Besotesssssss XXL!

    • Estábamos tan “agustito” copazo en mano y felicidad desvirtualizadora absoluta. Me encantó pasar ese ratito contigo, corta se me hizo la noche para todo lo que había. Un besote.

  4. Emoción es leer la crónica y reencontrarme con mi propio Yo en tus palabras, en tus sentimientos, en muchas de tus sensaciones. Esa mirada de “Te reconozco”… En fin. Alegría infinita al verte… Se me hizo eterno el momento “espera Tri, que dejo el carro y cojo a Ojazos en brazos”.

    La Party fue genial Me supo a poco con muchas personas, y tú estás entre ellas. Te eché en falta (a ti y a Nat) en el vermú AZtero donde las conversaciones fueron más pausadas y sosegadas. Pero bueno, a pesar de todo, nos vimos, nos abrazamos, lloramos, disfrutamos, reímos… Y abrimos la puerta a una nueva perspectiva que no cerraremos así como así. Amistades 2.0 que traspasan las pantallas con un éxito total.

    Gracias por tu compañía en todo ;P

    • Gracias a ti por embarcarme en la locura AZtera, por involucrarme y hacerme sentir una más, por despejar mis paranoias de “me quedaré colgada” y por los abrAZos de bienvenida y de despedida, nunca poner piel fue tan poner piel. Eres enorme Tri, en cada gesto lo eres. Un besote. Gracias por pasar.

  5. Hoy no me quieres nada, no te puedo enviar mails, no de deja publicar comentarios… jajajaj
    Pues eso, que vivan las malasmadres y las azeteras! jajajja

  6. Ya sabes lo que pienso de esa fiesta, de todos los lazos que se estrecharon en ella. También sabes que para mí, conocerte en persona fue un auténtico descubrimiento. Ahora, es un placer tenerte en ese grupito de “amigas” más allá de #laparty… Mil besos

    • Lo mismo digo querida Merak. Fue una gran noche, lo que me pude reír con el Comando Galicia y el Comando Valencia, solo por eso ya mereció la pena haber ido. Me encanta formar parte de ese grupito 🙂 Un beso enorme

  7. Endevéee! Mira que no poner ni una sola foto en la que aparezca yo con la de cosas bonitas que nos llegamos a decir… 😉 Creo que le mandaré esa foto del grupo AZetero a mi madre para que haga algún arreglillo y me haga sacar la cabeza por ahí detrás o algo. XD

    En serio. Fue muy bonito conocer a la Let de carne y huesos, pelos y labios de carmín.
    Hasta la próxima.

    • Ay me preciosa Nuria, como ya nos habías puesto tú no quise repetirme. Mándale la foto a la artista, anda, y que nos haga un apañito magistral a fuerza de programa informático.
      Fue bonito, pero lo mejor es que fue real. Como digo en el post, más allá de la fiesta de malasmadres para mí fue la fiesta de las AZteras. Con eso me quedo, como si fuera poco.
      Un besote enorme

  8. Pues sí que dio de sí la fiesta, sí… No sabes cuánto me alegra leer que viviste de tal forma el evento. Poner piel es precioso, sobre todo a la gente que más te llena.
    Emocionante crónica, fíjate. A pesar de los pesares. Muaaaa

    • Lo que dio de sí fue el día al completo y eso que me perdí el vermú! Me gusta que hayas compartido mis emociones aunque no siempre compartas mis ideas. Eres grande Carol. Un besote y gracias por pasar.

  9. Pero cómo no iban a declararte buenorra oficial de la fiesta si además de ojazos y guapaza hasta decir bastante eres así de rebonita!!
    Un PLACER conocerte, disfrutarte y, mil veces mejor, compartir contigo notas de audio y de lo que haga falta, haciendo de nuestro día a día un momento de color!
    Espero volver a verte pronto y poder seguir así con #laparty!!
    Mil besos ojazos!

    • Qué comentario tan precioso Noni. Da gusto ser una misma y sentirse comprendida y acompañada, me sentí y lo pasé fenomenal con vosotras, lo que me pude reír contigo. Me alegro de que el chat no se autodestruyera, mis días sin tus míticas notas de audio no serían lo mismo. Un besote y gracias por pasar, guapa!

  10. Te conocí el día de la Party, eres tan elocuente leída como en persona. Me declaro seguidora tuya, aunque hicieras llorar a la Nuri 😛

    • El día de LaParty estábamos todas tan emocionadas que lo raro era no llorar (aunque reconozco que lo mío con Nuri fue demasiado ) Gracias por la declaración! Habéis conseguido que tenga ganas de viajar a Alemania… solo para poder estar con vosotras. Un besote.

  11. Seguro que la encontraremos, la ocasión. Porque yo me quede con ganadores de más (me estoy repitiéndo como el ajo en los comentarios, pero es que es verdad)
    Lo mejor de todo el finde (a parte del reencuentro con mi Peque) fue volver a casa con la sensación de haber estado con “viejas” amigas, y por eso mereció la pena. Y la post-party lo confirma 😀
    Un besazo!

    • Eso es lo más genial de todo, Olga, esa sensación de haber estado con amigas de toda la vida. Afortunadamente es una sensación que he tenido en todas mis desvirtualizaciones. Sois lo más. Un besote.

  12. Pingback: Crónica de un amor anunciado: el rediseño de Esto no es como me lo contaron | Esto no es como me lo contaron

  13. Pingback: Por qué no voy a hacer destete nocturno | Esto no es como me lo contaron

¿Te ha gustado o removido por dentro? ¿Tienes algo que decir? Este es tu sitio, no te cortes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s