Esto no es como me lo contaron

O de cómo ser la madre que nunca pensaste que serías

Soy humana

18 comentarios

Estos días he descubierto que mi hijo me agobia aunque, como sabéis quienes me leeis, siempre me parece poco el tiempo que estamos juntos. Normalmente llego a casa y ya está bañado, pero compartimos la cena y un ratito de juego. En los últimos tiempos parecía que él solo, porque nosotros somos bastante anárquicos en este sentido, estaba estableciendo unas rutinas en su vida, caía dormido sobre las 21:30 o 22 y despertaba, o no y papá le traía a la cama para que mamara un poco antes de irse a la guarde, sobre las 06:00… Por fin estábamos durmiendo en casa.

Pero en esta última semana me he descubierto repitiendo demasiado eso de “Ojazos, es hora de dormirse, ¿no?”. Hemos rozado las 23 h casi cada día. Otra vez. Además, se ha juntado con que el peque está excesivamente demandante, pidiendo brazos, llorando con solo posar sus pies sobre el suelo si lo tenía cargado o con hacer ademán de abandonar la habitación, y eso lo hace más difícil todo. Sobre todo, porque esta semana mamá está mala.

Desde que Ojazos pilló la última tanda de virus, con su correspondiente dosis de amoxicilina al canto, yo andaba con dolor de garganta. Eso fue a primeros de mes. Lo que de haber ido al médico antes se hubiera quedado en anécdota ha derivado en una otitis muy dolorosa. Despertar y sentir ganas de arrancarse los conductos auditivos no es la mejor experiencia del mundo ni ayuda a tener sensación de sueño reparador, por más que hubiera dormido. Llegar a la oficina deseando regresar a casa, que ese momento llegue más de doce horas después y tener un pequeñajo pegado a ti como una lapa según atraviesas al umbral de la puerta no es una situación fácil de manejar y así han sido los dos días que llevamos de semana. Él, sonriente y zascandil como siempre, sale a mi encuentro sonriendo y diciendo “Te-ta”. Yo, por mi parte, solo quiero meterme en la cama a dormir y tomarme las drogas que me ha recetado el médico. ¿Cómo no le iba a decir que se durmiera, si yo estaba agotada? Y aún así le he hecho cosquillas y he intentado disfrutar de él… pero el pensamiento era recurrente.

Así las cosas, conocida mi vertiente melodramática, lo primero ha sido sentirme culpable. “Pobre Ojazos, no me ve en todo el día y yo deseando que se duerma, no tengo perdón ni nombre, vaya madre estoy hecha”. Pero después, por suerte, paré y respiré. No soy una madre horrible, aunque un poco malamadre sí y de eso tengo pendiente un post, solo soy una madre superada por las circunstancias. La falta de descanso mezclada con la enfermedad vuelve a cualquiera del revés. Vendrán días mejores, seguro. Y mientras tanto, solo puedo decir que SOY HUMANA.

Anuncios

Autor: Let

Me llamo Leticia, Let para los amigos, y siempre he querido escribir. Tengo montones de libretas con bosquejos de historias que se han quedado congelados. Tengo una novela en camino que algún día llegará.

18 pensamientos en “Soy humana

  1. Ay nenita! que levante la mano la madre que no se ha sentido así ninguna vez en su vida, y juraré que miente… y eso que yo no soy mami. Es normal, tu lo has dicho, hasta mis superwomen son humanas, y las circunstancias son las circunstancias, y cuando estás cansado, estás cansao y cuando estás dolorido, estás dolorido, y todo afecta. Ojazos no se puede quejar de mami, eso seguro, y cuando se pase la otitis y descanses volverás a disfrutar del enano a tope.

    • Cuando no es la otitis es el trabajo y cuando no, la via. Ay Edurnita, esto no es como me lo habían contado ni de lejitos. Que pare el mundo que me quiero bajar. Un besote.

  2. Malamadres existen, pero son las que nos les importa lo que están haciendo con sus hijos. Ya solo el haber reflexionado y escribir este post, te pasa al otro lado.
    Lo que si tenemos todas, son malos días. Y casi nunca vienen de a uno. Por suerte, tenemos miles de días en la vida compartida para hacer balanza.
    Es como te comentan acá arriba, mejorate, que es lo que se necesita para que vuelvan los mejores días.

    • Tengo una especie de perfeccionismo congenito que me hace estar pendiente de hacerlo todo siempre muy bien, es por eso que no me perdono el no hacerle todo el caso que podría ni un solo día. Sé que no debo exigirme tanto, pero, a veces, no puedo evitarlo. Gracias por tus buenos deseos, por pasarte y por comentar. Un abrazo.

  3. Es normal q te sientas así, entre dos tierras, querer disfrutar del pequeñin o correr a meterte debajon del edredón y mñn sera otro día… Y es q cuando se esta enfermo o con algún dolor a todos nos cuesta tirar del carro; paciencia hermana, tomate lo que te hayan recetado y ponte buena pronto para disfrutar del ojazos…

  4. Es normal, a mi también me ha pegado un par de veces su constipado, de no tener fuerzas ni para abrir los ojos. Pero son 2 días, el resto de los días das el 150% para estar con él, así que no te sientas mal, hace falta recuperarse!! besos!

    • Muchas gracias Lydia. Debería recordar cada día lo que dices, que la enfermedad te quita un poco, pero el resto sigue siendo muchísimo tiempo. Mil gracias por pasar. Un besote.

  5. Ayyyyyyy como te entiendo…nosotros hemos estado esta semana pasada igual http://www.mamarrie.com/2014/05/mama-enferma-pues-no-se-le-nota.html. UBMF con la garganta y fiebre el pobre mio y yo con la tensión baja y un medio cólico con el que solo me apetecía estar acostada…ayyyyy qué noches de teta!!!! de despertarse otra vez cada hora, de llantos, de mocos…lo que ha desencadenado en una contractura…para el arrastre estoy!! pero nada no me puedo permitir estar enferma porque tengo que cuidarle a él, así que nada a echarle valor…

    Ánimo y a mejorarse!!!

    • Espero que ya estés mejor (que han pasado muchos días desde que me escribiste, así que seguro que es así). Desde que soy mamá nunca había estado tan enferma, pero el pensamiento siempre rondaba mi cabeza… ¿quién cuida a mamá cuando está mala y quién se ocupa del bebé mientras tanto?
      Gracias por pasarte y por dedicarme un ratito. Un besote.

  6. Ay Leticia!!
    Si es que ya lo hablabamos el otro día, SOMOS MADRES Y CREEMOS QUE NO PODEMOS PERMITIRNOS PONERNOS MALAS, pero somos HUMANAS y lo hacemos. Sólo te puedo decur una cosa, yo te he visto disfrutar de tu hijo, y sufrir por no poder ofrecerle mas de tu tiempo, mientras el universo, la naturaleza o quien seaconsiga que esto cambie, tu sigue así, lo estais haciendo genial y ojazos es un niño FELIZ

  7. Humana, tú lo has dicho. Nada de mala, mala es otra cosa, muy distinta.
    Te recomendaría una lámina, pero no sé ni de quién es ni dónde la vi. Empieza diciendo algo así como… “Respira, serás madre toda la vida”. Es un pensamiento útil para días así, en que te sobra el mundo, directamente. Permítete estar cansada, enferma e incluso harta. Descansa y mañana habrás cogido las fuerzas necesarias. Eres humana y NORMAL.

    • De esa lámina ya hablamos… Vir, tú y yo…

      Sé que me entiendes… mi vida es pensar, hoy sólo le he visto despierto media hora y al día siguiente estar muy cansada y desear que caiga rendido. No debería ser así, pero lo es. Y yo mientras, hago lo que puedo.
      Un besote

  8. Mujer no te sientas culpable porque que nos ronden estos pensamientos es de lo más normal. Yo que ahora puedo dedicarme todo el día a la bichilla la miro muchas veces pensando “anda que si se durmiese un poquito y me dejase tranquila” (para ir al baño sola, o entretenerme más en la ducha, o escribir un poquito en el blog… Y tal cual lo pienso ya me estoy arrepintiendo. Me parece a mí que esto de la maternidad es un sentimiento de culpa detrás de otro hasta que los churumbeles se te acaban independizando de casa.

    • Es complicadísimo esto de la maternidad. Por un lado, necesitamos tiempo para nosotras, pero ya no me refiero a banalidades, sino, como dices, a poder ducharte sin meter el turbo sin más, algo así de sencillo, por otro, sólo queremos pasar nuestro tiempo junto a ellos. Quizá algún día consigamos encontrar el equilibrio. Muchas gracias por pasar. Un beso.

  9. Muy interesante el blog y los comentarios de todos en este caso es muy importante organizarse y pedir ayuda. He encontrado otro blog muy interesante sobre como poder organizarse en estos casos este es http://babyradio.es/blogfamiliar/estamos-cansados-de-los-ninos/

  10. Vamos, por Dios que sí es normal… Yo también me bajo del carro, que duró es ser súper woman jaaaa. Yo de baja y un niño conmigo soñando con la oficina. Ponte buena.

¿Te ha gustado o removido por dentro? ¿Tienes algo que decir? Este es tu sitio, no te cortes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s