Esto no es como me lo contaron

O de cómo ser la madre que nunca pensaste que serías

La maternidad de la A a la Z: con B de Blog

15 comentarios

embarazada silla2

Grandes proyectos tenía para mi descanso maternal: sacarme el carné de conducir, mejorar mi inglés, escribir mi novela… y no llevé a cabo ninguno. Creo que infravaloré lo que supone la llegada de un recién nacido, más aún para una madre primeriza, y pensé que podría abarcar mucho más de lo que en realidad era posible. Mi blog, Esto no es como me lo contaron, comenzó a gestarse antes que mi bebé, aunque la idea era que eclosionara en con él ya en brazos, plasmando cada situación diaria que se convertía para mí en un mundo, cada obstáculo que parecía insalvable y que se hacía pequeño tras conseguir dormir un poco, pero tampoco pudo ser.

Es, pues, un deseo largamente anhelado y, aunque es el tercero que tengo, es el que más he necesitado pues refleja mi realidad vital allá por septiembre de 2013: agobiada y triste después de las vacaciones, en las que viví una quincena pegada a mi cría, compartiendo con Ojazos descubrimientos y nuevas experiencias, o explotaba en letras o mi cabeza reventaría. Elegí lo que me sirve para desdramatizar desde que tengo recuerdo: escribir.

 

Este blog es muy yo. Imagino que esta afirmación es muy obvia, que todos los blogs reflejan a quienes los idean (o eso quiero creer en mi inocencia), pero en mi caso es completamente literal. Algunas de las entradas serán un recuerdo increíble para mi hijo, como una especie de diario de lo que vivo y siento a su lado, otras son un mero desahogo (como si eso fuera poco) para la madre. En los días en que necesito gritar me siento y escribo, en los días en los que me doy cuenta de lo tremendamente afortunada que soy por tenerlo en mi vida, enciendo el ordenador y lo cuento al mundo. Casi sin darme cuenta de que ese mundo puede ser un concepto mucho más amplio de lo que cabe en mi pequeña cabeza, de que expongo buena parte de mí en una pantalla visible para cualquiera.

 

No mantengo la frecuencia de publicación que me propuse, pero ya sabía cuando me la propuse que no la iba a cumplir. La Maternidad de la A a la Z ha sido la excusa perfecta para, al menos, mantener la periodicidad semanal. Quizá algún día llegue a las dos entradas semanales que incluía mi plan cuando me decidí a empezarlo, quizá pueda incluso superarlas en algún momento, tal vez algún día incluso disponga de más tiempo y no tenga que inventarme formas de robárselo al día.

 

Esa necesidad de desdramatizar, de decir: “no pasa nada, sigue tu instinto, seguro que todo está bien”, lo que yo necesité (y en ocasiones sigo necesitando) oír me llevó a teclear “wordpress” en el buscador y elegir una plantilla. Ha pasado el tiempo y aquí sigo, con un poco más experiencia y mi montón de dudas, pero con la certeza de que mi vida es un poquito mejor gracias a Esto no es como me lo contaron.

 

Este blog me ha devuelto las ganas y la pasión por escribir, ha conseguido que crea que puedo aportar algo. Lo abrí pensando que podría servir a otras mamás que, como yo, se sentían solas en esta complejidad que viene de la mano de un hijo y, viendo los comentarios de mis lectoras, creo que así ha sido. No tengo una legión de seguidores, pero tampoco lo necesito, aunque si vienen serán bienvenidos, yo con saber que un par de ojillos curiosos me leen mientras alimentan a un bebé de madrugada soy feliz.

 

Anuncios

Autor: Let

Me llamo Leticia, Let para los amigos, y siempre he querido escribir. Tengo montones de libretas con bosquejos de historias que se han quedado congelados. Tengo una novela en camino que algún día llegará.

15 pensamientos en “La maternidad de la A a la Z: con B de Blog

  1. Ya te lo comenté el domingo nenita, con que sea algo que te hace feliz, ya vale la pena, si te sirve para mejorarte a ti misma, para dar más de ti, mejor. Sumar experiencias siempre es bueno, y tu lo estás haciendo con esto. No lo dejes, por nada.

    • No pienso hacerlo. Es lo más cerca que he estado de ser escritora en mucho tiempo, no he sido tan constante con nada desde ni se sabe cuándo. Me hace feliz. Me ayuda a liberar. Descargo. ¿Se puede pedir más? Sí, claro, unas lectoras como vosotras. Un besote.

  2. Seguro que conseguirás tu propósito de incrementar el ritmo de publicación. Es imposible que no suceda. Esto es como una gimnasia y tiene su punto adictivo. Cuanto más escribes más fácil te resulta y más te apetece (necesitas) hacerlo. ¡Que lo disfrutes! 🙂

    • en mi caso el problema no son la falta de ganas, sino de tiempo. Aunque ayer ya me demostré a mí misma que puedo publicar desde el móvil (cosa que dudaba seriamente). Gracias por venir. Besote.

  3. ¡Jajaja! Otra como yo, que realmente pensaba que la baja de maternidad serían 4 meses de vacaciones ¡ilusas!

  4. En eso coincido con Nuria… cuanto más escribís es más fácil pero también más adictivo. Hubo un tiempo en que publicaba una o dos entradas diarias… pero cuando me tomé un descanso, la fiaca se apoderó de mí y ahora escribo cuando tengo tiempo y ganas jajajaja
    Besotes, che!

    • Jajajajajaj… y no siempre se unen las dos premisas, seguro. Como le dije a Nuria, lo mío es fundamentalmente falta de tiempo. Jornadas oficinistas eteeeeeeernas… Todo se andará, espero. Un besote.

  5. No pierdas esa ilusión nunca, nunca, nunca. Tienes mucho que contar y mucho talento para ello, así que deja que el mundo se inunde de las Letras de Let!
    Un besazo!

  6. Aquí una lectora fiel 😉 te dice que escribas cuando te salga del corazón. Además tu eres una artista, y a los artistas os mueve la inspiración.
    Y en este blog también se notan “Las Letras de Let”, se respiran en cada frase y en cada post. Porque tus blogs son muy tu, efectivamente, porque eres auténtica, y escribes con pasión.
    Con pasión se consiguen los sueños, y los sueños sueños son…
    Uy! Que divago! Pero los sueños también se pueden hacer realidad.

  7. Y nos sabes lo felices que nos haces a las que te leemos entrada tras entrada. No podía ser de otra forma, este blog sobre tu día a día como mami tenía que ver la luz. No podías dejarnos sin estas entradas. Y te lo he dicho mil veces, los sueños son para vivirlos y luchar sin descanso por ellos. Una de tus fieles lectoras. Muak!

  8. Pingback: Con V de Verónica, un epílogo para mi Maternidad de la A a la Z | Esto no es como me lo contaron

¿Te ha gustado o removido por dentro? ¿Tienes algo que decir? Este es tu sitio, no te cortes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s