Esto no es como me lo contaron

O de cómo ser la madre que nunca pensaste que serías

La maternidad de la A a la Z: con S de Soledad

11 comentarios

embarazada silla2

Ya lo dice el nombre de este blog, en esto de la maternidad poco es como me lo habían contado (o me había querido imaginar). Por más que intenté hacerme a la idea de cómo sería para nosotros tener un bebé en casa, ni siquiera de lejos se pareció a lo que viví después. Nada de escenas almibaradas al ritmo de melodías luminosas y alegres, más bien al contrario. A la felicidad que supuso la llegada del peque a nuestro hogar se contrapuso, en mi caso, una espantosa sensación de soledad.

Soledad, ¿por qué? Pues porque vivo en Móstoles desde hace sólo tres años. Después de los exiguos quince días que papá pudo pasar con nosotros, nuestros paseos se limitaron a nosotros dos, mi bebé y yo. Paseos, si conseguía encontrar un hueco para ducharme y vestirme antes de las dos de la tarde, cosa no muy habitual. No era extraño que me enrollara a hablar con la panadera o con la vendedora de los periódicos, con la enfermera, la pediatra o la matrona, tan falta de conversación como estaba.

Pero para mí, esa soledad no fue la peor. Mi puerperio supuso, y aún finalizado a veces sigue suponiendo, un periodo de gran soledad emocional. Mi marido no alcanzaba a comprender (y no lo consiguió hasta que las tardes del peque fueron completitas para él) el trabajo que conlleva tener un bebé, el agotamiento físico y psicológico. Yo no encontraba el momento de hacer la comida, no podía limpiar la casa ni poner una lavadora y, como buena madre primeriza, me veía sobrepasada por la situación. El vaivén hormonal no ayudaba tampoco. Y él no empatizaba conmigo. Comencé a leer blogs descubiertos gracias a Twitter y me decanté por la crianza con apego. Porque me funciona, sencillamente. Porque me parece más respetuosa también. Porque no le hago a un niño lo que no le haría a un adulto. Otra vez sola. Ni marido, ni madre, ni hermana, nadie me comprendía. Sola en mi cruzada por conseguir establecer la lactancia, escuchando aquello de “este niño es un malcriado” cuando paraba de llorar si lo cogíamos en brazos (normal, si era lo que quería, contacto físico), o lo de “se os meterá en la cama con la novia” cuando comenzamos a colechar para que yo pudiera descansar un poco. Cuántas veces he tenido que oir lo de que no soy más madre que las demás madres cuando intento argumentar mis decisiones.

Así que, en la paradoja de la felicidad absoluta por tenerle al fin a mi lado, recuerdo el periodo de enero a junio de 2013 como un largo día agotador, sin fin, en muchas ocasiones oscuro, en el que cada decisión tomada suponía una batalla para ser mantenida, perdida en una incomprensión que aún hoy me extraña.

Con S de Soledad. Ya me hubiera gustado que fuera alguna otra letra.

Anuncios

Autor: Let

Me llamo Leticia, Let para los amigos, y siempre he querido escribir. Tengo montones de libretas con bosquejos de historias que se han quedado congelados. Tengo una novela en camino que algún día llegará.

11 pensamientos en “La maternidad de la A a la Z: con S de Soledad

  1. Ay nenita! las opiniones son como el culo, todo el mundo tiene una, y a veces te apetece tanto escucharlas como oler el de los demás… tu a lo tuyo que lo estás haciendo bien, y la mejor prueba es que tu niño es superfeliz y sonrie todo el rato. Yo de esto no tengo ni idea pero es lo que me parece, jeje.
    Y ya sabes que muchas veces la soledad se soluciona con una llamada de teléfono, no seré mama, pero sabes que se escuchar…
    besitos

  2. Te leo y entonces comprendo porque somos “almas gemelas”.
    He sentido esa soledad, una soledad que parecía incurable, hasta que el papá empezó a pasar más tiempo con la peque y empezó a entender, una soledad que aún a veces sigo sintiendo y que hablando con otras mamis virtuales me siento muy comprendida.
    Creo que además cuando eliges otra forma de vivir tu maternidad que no es la estándar (podríamos decir), ese sentimiento se duplica. Porque aunque bien se, que es convertirte en madre y alguien siempre te cuestiona, también se que cuando haces algo diferente ya es una lucha constante.
    Yo tampoco me imaginaba que esto sería así, nadie te habla de las “sombras de la maternidad”. Y es que dejas de ser mujer para ser madre, y lleva un tiempo adaptarse a la situación, y luego poco a poco vas recuperando un poquito de tu “yo” y encontrando tus momentos.
    Por eso debemos hacer tribu, para no sentirnos solas nunca más. Yo ya he encontrado la mía y tengo una gran suerte, porque tu formas parte de ella. Así que ya sabes que aquí estoy para lo que necesites y nunca más sentirte así!
    Un enorme abrazo! Muacks!!!!

  3. Quizá no dejemos nunca de sentirnos solas en esto de la maternidad… Porque lo vivimos cada una sola al fin y al cabo, por mucho que a veces (gracias a quién sea) encontremos almas gemelas y nos sintamos, al menos, comprendidas. Al final siempre estarás tú sola para tomar esa u otra decisión. Tú sola para valorarla, tú sola para repetirla o no.
    Pero no debe ser negativa esa soledad… Porque estás sola pero acompañada. Tan incongruente como parece, tan complicado como la propia maternidad.
    Aquí estoy para acompañarte en esa soledad, incluso para dejarte espacio para estar sola cuando lo decidas. Al lado tuyo para que esa soledad deje de ser negativa.
    Muaaaaa

    • Ay mi Carol del alma. Acompáñame siempre. Pero siempre siempre, como dice la canción. Vir y tú me salvais tantas veces que nunca podré agradecéroslo lo suficiente. Gracias por tanta compañía pero sobretodo por tanto respeto.
      Beso enorme!

  4. Los primeros meses son muy difíciles, todo te supera, yo recuerdo las ganas horribles que llegara mi marido a casa para tener una conversación con un adulto (llegaba a las 20h), todo el día sola con mi precioso bebé que adoraba, pero que a veces no me dejaba hacer nada más. Ahora lo veo tan lejano que veo esa soledad como algo bueno, Un periodo de adapatación y de conocerse mutuamente …..
    En cuanto a las opiniones de los demás…. siempre están ahí, y siempre cuestionarán nuestra manera de hacer las cosas, lo impotante es tener claro tu forma de crianza y seguir tus instintos!!!

    Un abrazo!

    • A mí lo que me falta en esto de las opiniones relativas a la maternidad es un poco de respeto. Hay cosas que no dices, por respeto, por prudencia, en muchos otros temas, pero con la maternidad ese respeto se pierde.
      El periodo de adaptación es tan duro, que no lo crees del todo hasta que lo vives.
      Muchas gracias por pasarte y por comentar.
      Un abrazo

  5. Es impresionante lo parecida que son mis experiencias con las tuyas, yo también sufrí S de Soledad, soy de Huelva y vivo en Coslada y qué largos eran los días y qué locos también y sobre todo, qué movidos!! y al final no hacía nada. Si algo he aprendido con la maternidad es que las opiniones me resbalan como el agua en aceite, cada uno cría como sabe o como puede o incluso como le dejan, porque el bebé tiene gran opinión en esto. Así que, eres la mejor madre del mundo para tu bebé y lo haces de 10, qué digo de 10! de 20!!!!.
    Un abrazo!

    • Al final creo que muchas sentimos lo mismo, pero no siempre exteriorizamos. Me costó algo empoderarme, pero la opinión de mi madre siempre ha sido muy importante para mí, es mi madre, normal, y esa falta de empatía me mata. Gracias por pasarte y por comentar. Un abrazo.

  6. Pingback: La maternidad de la A a la Z: con J de Juzgar | Esto no es como me lo contaron

  7. Pingback: La maternidad de la A a la Z: con W de Whatsapp | Esto no es como me lo contaron

  8. Pingback: Con V de Verónica, un epílogo para mi Maternidad de la A a la Z | Esto no es como me lo contaron

¿Te ha gustado o removido por dentro? ¿Tienes algo que decir? Este es tu sitio, no te cortes

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s