Esto no es como me lo contaron

O de cómo ser la madre que nunca pensaste que serías


9 comentarios

Cuatro semanas

medicinasHace unos días os contaba en Mujeres y Madres Magazine que estaba algo fastidiada con un esguince. Esa entrada la dejé lista antes de marcharme de vacaciones, porque me iba una semana a la playa con mis chicos y no quería dejarme el trabajo acumulado justo para cuando volviera. Por una vez fui previsora y menos mal que lo fui. Regresé justo a tiempo para el #IEncuentroMMM amparado en que más de la mitad de la redacción iba a estar en Madrid el fin de semana del 12 de junio.

El sábado 13 por la tarde, en plena reunión de la redacción de la revista, comenzó a dolerme la cabeza y no conseguí atajarlo, ni ese día ni el siguiente y en la tarde del domingo me fui al hospital. Debería haberme quedado ingresada, pero me fui a casa pensando que con lo que ya llevaba puesto en vena y el tratamiento ambulatorio conseguiría superarlo, pero el lunes por la tarde tuve que volver… y quedarme.

Han sido un par de días ingresada y cuatro semanas de baja, de desconexión de pantallas y redes sociales (sobre todo las dos primeras), de calma, de reorganización mental, de pensar, de reconciliarme conmigo misma y aprender a ir más despacio. Han sido cuatro semanas de miedo por sentir que algo que yo no podía controlar tenía la capacidad de controlarme a mí. 

Ese ha sido el motivo de mi ausencia. Los planes para el blog decididos durante mis vacaciones se han visto postergados por ello. Ahora estoy retomando mi normalidad y lo hago serena, con calma y consciente. En breve daré inicio a lo pospuesto y, estoy segura, de que volveré a ser y sentirme yo.

Anuncios


Deja un comentario

Mi cajita Nonabox de marzo

cajita-nonaboxEntre los estudios y el trabajo se me han ido pasando las semanas… y no os he contado lo que traía la Nonabox de marzo ( y ya tengo también la de abril). Así que no lo dejo más.
Sigue leyendo


8 comentarios

La pisci de mayores

La-pisci-de-mayores

Ojazos se hace mayor, mucho, cada día. Lo veo en las fotos en las que ya tiene cara de niño grande, lo oigo en sus frases (su “quiero beber leche” nos dejó literalmente con la boca abierta), lo percibo en su manera de moverse. También en sus rabietas… Y, como pasa con todo en esta vida, el crecimiento supone cambios: mi pececillo ha pasado a la pisci de mayores.
Sigue leyendo


8 comentarios

9 meses mágicos

9 meses mágicos

Un día todo cambia al tiempo que una raya rosa aparece, primero tenue, después decidida, en una prueba de embarazo. Y por más que te hubieras preparado, por más que sepas que es lo que querías que pasara, no puedes evitar el vértigo de la incertidumbre. Estás embarazada. Pero, ¿qué es el embarazo? Me refiero, ¿para qué sirve más allá de para que una pequeña criatura crezca en nuestro interior?

Yo tuve por delante casi 6 meses desde que esa rayita se decidió a aparecer y, aunque sabía que el cambio iba a ser total y definitivo, creo que en un primer momento vi el embarazo como un hecho puntual en mi vida, algo que sucedería y luego dejaría de suceder. Y sí, ciertamente el embarazo dejaría de suceder pero desde ese momento tendría una nueva responsabilidad en mi vida: mi hijo. Sigue leyendo


10 comentarios

Volviendo a la senda

volviendo-a-la-senda

A veces tengo que pararme a pensar. A veces la vida me puede, la rueda del hámster, las prisas, el día a día. A veces, muchas veces, me olvido de lo esencial, de lo imporante, pierdo el norte, le doy vueltas a la brújula como si se hubiera imantado. Entonces llega la vida para ponerme en su sitio y me da una colleja y me recuerda que ya decidí mi senda, que solo tengo que abrir el navegador y recordarlo, que ya me lo he dicho todo una y mil veces.    Sigue leyendo


33 comentarios

Un nuevo nacimiento

nuevo-nacimiento

Ayer hizo una semana que nació mi nuevo sobrino, por cesárea, la tercera, que ha vuelto a dejar a mi hermana con las ganas de un parto vaginal. Hay muchas cosas que odio de vivir una cesárea pero, para mí, la más dura es la separación Afortunadamente cada vez hay más hospitales y maternidades que no realizan esta separación porque los estudios demuestran lo fundamental del contacto temprano pero, por desgracia, este no fue el caso de mi hermana así que ella y sus dos pechos, esenciales para la alimentación de su hijo, se fueron a una fría sala y el bebé se vino a la habitación con los familiares. Sigue leyendo